Como dejar a un narcisista: 2 opciones

Como dejar a un narcisista: 2 opciones

Como dejar a un narcisista - carretera

A los narcisistas no les gusta que les dejen. De hecho, una de las fases habituales del ciclo narcisista es la fase de descarte, en la que son ellos los que dejan a la víctima cuando ya no les sirve. Su mayor preocupación es tener siempre el control.

Si te enfrentas a ellos estás amenazando su máscara, su falso ego. Cuando te defiendes de un narcisista se lo toma como un ataque personal, porque para ellos es muy importante que no se descubran sus mentiras y así poder seguir manipulando. Estás desafiando su control.

La mayor preocupación de un narcisista es mantener el control. Si te enfrentas a ellos, desafías su control. Ten cuidado.

Y cuando eres tú la que les deja, sienten que pierden el control por completo, con lo que se desata la ira narcisista. Por eso hay que tener cuidado a la hora de dejarlos. Tal vez vayan a buscarte de forma violenta, o empiecen a difamarte y pierdas tu buena reputación, o empiecen a ponerte pleitos, por ejemplo.

Para dejar a un narcisista tienes dos opciones, que llamaré la forma activa y la forma pasiva. Son muy diferentes y debes identificar cuál es la que mejor te conviene o se adapta a tu caso.

Tienes que conocer la forma de comportarse de tu narcisista, si es moderado o si es violento. Y según cómo sea, y también el punto en el que esté tu relación, tienes que aplicar una forma u otra: puede ser que te haya hecho amenazas o incluso lesiones graves y debas irte con urgencia o que “simplemente” le encante volverte tarumba a base de luz de gas.

Es importante que decidas de qué manera dejar al narcisista según tu situación para minimizar su ira.


En cualquier caso, y hablando ahora de temas materiales, recuerda llevarte todos los documentos importantes y otras cosas que te puedan hacer falta. Si te es posible, también reúne algo de dinero.

¿Qué otra cosa es importante para dejar a un narcisista? Que estés realmente decidida a pasar a la acción. Que estés segura. Clica aquí debajo para ver un vídeo que tal vez te ayude a decidirte.

Como dejar a un narcisista - conviccion
Contenidos

    Forma activa: dejar al narcisista antes del descarte

    Si me preguntas como dejar a un narcisista, como lo haría yo (y como lo hice), escogería esta forma. Convivir con un narcisista es insoportable, y más cuando ya descubierto de qué va la cosa y has decidido firmemente que quieres dejarlo.

    ¿En qué consiste la forma activa? Básicamente, se trata de coger todo lo necesario e irse. Nada más. ¿Cuál es la mejor manera de afrontarlo? Sigue estos tres consejos:

    1. No le digas nada ni le pongas sobre aviso

    Es inútil decirle nada. Intentarás justificarte, él se defenderá, te acusará a ti de todo, tendréis una gran discusión (que tal vez llegue hasta el punto de poner en peligro tu integridad física, porque el desafío que le presentas es enorme) y no se resolverá nada. Vete y punto.

    Si hablas con él intentará manipularte para que no le dejes, te dirá que cambiará, llorará (lágrimas de cocodrilo...) o puede que incluso amenace con suicidarse.

    Con esto último, que parece tan exagerado, consigue dos cosas muy valiosas para él: una, que no te vayas. Y dos, proyectar en ti una inmensa sensación de culpa que te aprisionará, por si le llega a pasar algo. ¡Un farol! No te creas ni media, es un truco para manipularte.

    Si te saca el tema del suicidio, le contestas algo como “espera, que voy a buscar una soga”. Se acabó el tema.

    Si te dijera algo como “te prometo que cambiaré”, le contestas: ¿y de qué forma concreta vas a cambiar? Otra vez que se quedará a cuadros sin saber qué decir.

    Los narcisistas no cambian, métetelo en la cabeza. No va a cambiar.

    Si pese a todo te sabe mal irte sin más, puedes, en todo caso, dejarle una nota. Que no servirá de nada tampoco respecto a él, pero al menos calmará tu conciencia y te servirá para, de alguna manera, ponerle un cierre a la relación.

    Los narcisistas no cambian, métetelo en la cabeza. No va a cambiar

    2. Elabora un plan de acción

    Si tu vida no corre peligro, no tienes por qué irte inmediatamente. Puedes darte, por ejemplo, un plazo de un mes. En ese tiempo podrías hacer algunos preparativos:

    • Reúne los documentos importantes. ¿Habéis comprado la casa o el coche a medias? Si tienes hijos, el libro de familia. Carnets, tarjetas varias…
    • Tal vez tengas fotos que quieras conservar (aunque no es muy recomendable para mantener el contacto cero).
    • Si hay algunas facturas o seguros a tu nombre, cámbialos. Si no puedes, da orden al banco de que cancelen el pago a partir de X fecha. Y ten los datos a mano para darte de baja una vez te hayas ido.
    • Si tienes cuenta bancaria, cambia la contraseña por si acaso. O incluso ciérrala y abre una nueva.
    • Si tenéis cuenta conjunta, abre otra sólo en tu nombre. Intenta transferir algo del dinero de la conjunta, que también es tuyo. Que no te haga creer lo contrario con la violencia economica.
    • En caso de que trabajes, asegúrate de que tu nómina vaya a parar a la nueva cuenta. Si no trabajas, intenta ahorrar algún dinero e irlo ingresando en esa cuenta (esto sería a más largo plazo).
    • Cambia las contraseñas de tu email y redes sociales u otras tuyas que él pudiera conseguir.
    • Prepara las cosas que te quieras llevar. Puedes ir “ordenando” (la excusa que le di) las cosas en tu armario, por ejemplo, o en algún sitio seguro, para cogerlo todo de una vez cuando te vayas. O tal vez puedas ir llevando poco a poco algunas bolsas a casa de amigos o familiares.
    • Otra cosa que puedes hacer si vas muy apurada y te tiene muy controlado el dinero es ir comprando cosas de más (tipo latas, botes de garbanzos, etc.) para tener algo al principio.
    • Si puedes, queda con amigos para que te ayuden a sacar tus cosas de la casa. Será ayuda física y también moral.

    Antes de irte sin más, sobre todo, busca un refugio seguro, algún sitio adonde ir. Llama a amigos o familiares que te pudieran ayudar tanto en la huida como posteriormente quedándote una temporada en su casa. Si no tienes esa opción, llama a los servicios de ayuda de tu localidad. Tienen pisos seguros donde te puedes quedar durante una temporada, incluyendo a tus hijos, por supuesto.

    3. Vete cuando no esté

    Como dejar a un narcisista: 2 opciones 1

    De esta manera evitarás escenas que pueden a llegar a ser violentas. Una cosa es que le digas que te vas, otra muy diferente es que lo hagas delante de sus narices. La ira narcisista desatada puede ser tremenda. Aprovecha cuando esté en el trabajo o donde sea, y sal de allí.

    Forma pasiva: forzar el descarte

    Aquí viene al rescate nuestra querida piedra gris. Si has leído el artículo sobre la piedra gris, ya sabes de qué va: tienes que ser aburrida como un pedrusco.

    La táctica de la piedra gris, además de para intentar convivir en más o menos calma con un narcisista, también sirve a la hora de acabar con la relación, ya que pierde interés en ti.

    Los narcisistas no soportan el aburrimiento. Si no reaccionas de manera emocional ante sus provocaciones, no consigue lo que quiere, no le diviertes. Así que tendrá que ir a otro sitio a buscar distracción.

    El narcisista se irá por voluntad propia: habremos conseguido llevarlo a la fase de descarte. Atención, que también puede ser que te eche de casa, tenlo en cuenta.

    Gracias a la táctica de la piedra gris el narcisista se irá por voluntad propia: habremos conseguido llevarlo a la fase de descarte.

    Al usar la táctica de la piedra gris lo que hacemos es pasar directamente a la fase de descarte, en la que será el propio narcisista el que decida dejarnos, por puro aburrimiento. Con esto te evitas su ira, sus calumnias, su acoso… porque, desde su punto de vista, él habrá ganado.

    La ventaja es que, de alguna manera, una vez que la relación acaba tienes más seguridad de que te va a dejar tranquila. Ojo, no del todo, esta gente vuelve de vez en cuando como para "comprobar" el estado de la víctima.

    El gran inconveniente es que esta manera de dejar al narcisista, evidentemente, requiere más tiempo que la primera. Debes tener claro que supone tener que “convivir” con esa persona durante un tiempo indeterminado. Asegúrate de que podrás soportarlo antes de intentar dejar a un narcisista de forma pasiva.

    Durante esta etapa puedes aplicar lo que te contaba en el punto 2 y elaborar un plan de acción, que será a más largo plazo.

    Infórmate sobre el tema para tener claro cómo actuará, no te tomes las cosas de forma personal (recuerda que haría lo mismo con cualquiera) y ten mucho, mucho cuidado.

    No te tomes las cosas de forma personal. Recuerda que un narcisista haría lo mismo con cualquiera.

    En cualquier caso, si te resulta muy complicado convivir con él durante más tiempo, recuerda que siempre puedes pasar a la forma activa para poder salir de la prisión en la que se ha convertido tu hogar.

    Ya has visto como dejar a un narcisista. Estas son tus opciones. Usa la que creas conveniente, pero vete. Por favor. No hay nada más que hacer.

    Para más información, puedes ver también esta página con libros recomendados que podrás leer gratuitamente en Kindle.

    También recuerda que puedes contactar con los servicios de ayuda de tu localidad.

    ¡Ánimos, tú puedes!

    Como dejar a un narcisista: 2 opciones 2

    ¿Lo compartes?

    1. Lula dice:

      Se les olvidó mencionar cuando la casa es propiedad de la víctima. Ahí creo es echar fuera todas las pertenencias del narcisista

      1. Hola Lula,

        Sí, no puse esa opción porque intento escribir todo lo que puedo desde mi experiencia. Pero sí, hay que echarlo todo para que no tenga excusas para volver. Y también habría que cambiar las cerraduras y, según cómo sea el tipo, poner una alarma. Nunca se sabe cómo pueden reaccionar.

        Bien visto, gracias!

    2. Móni dice:

      Hola, muchas gracias por los artículos que haz publicado en esta página, por fin entendí que fue lo que pasó. De verdad muchas gracias, estoy recuperandome del descarte de un narcisista encubierto, fue una persona que se ganó mi confianza, y me hizo tal cual lo que dices, cuando me defendí, se enfureció y me descartó.

      1. Hola Móni. Me alegra mucho haberte podido ayudar. Es muy duro estar en medio del huracán sin saber qué pasa. Ahora ya sabes que has tenido suerte de que te dejara, pero sabes también que intentará que vuelvas, así que mucha fuerza y no te creas ni media palabra.
        Un abrazo y ánimos!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir
    error: Quietorl fistro!!