Tratamiento silencioso del narcisista

Tratamiento silencioso del narcisista 1

El tratamiento silencioso es otro de los métodos que usan los narcisistas para manipular y maltratar a su pareja. Se cierran en banda a la comunicación: no hablan. Quizás durante horas, días, o incluso semanas. Puede parecer (y lo es) un comportamiento infantil, pero provoca un gran daño emocional en la víctima. Lo pueden llevar a cabo de distintas maneras:

  • Se “expresan” con el lenguaje corporal: igual te ponen los ojos en blanco cuando hablas, o se encogen de hombros, o te miran con cara de asco. Sin decir ni media.
  • Se te quedan mirando con una mirada vacía mientras tú estás expresando algo que consideras muy importante. Es como hablarle a una pared. Y es desesperante. Es como si dijeran “no eres lo bastante importante como para que me moleste en responderte”.
  • Te dan la espalda en mitad de la conversación y se largan. Sin más. Aunque estés llorando diciéndole lo mal que te sientes. No tienen empatía ni piedad.

Es una manera de herirte al no hacerte caso y ni siquiera validar tu presencia.

Tratamiento silencioso del narcisista - frustracion

Esto, evidentemente, provoca una gran frustración y ansiedad en la víctima. Hay que haberlo pasado para comprender el gran vacío y la enorme sensación de desamparo que te invade.

El tratamiento silencioso es una forma de maltrato psicológico que provoca una gran ansiedad en la víctima, al ver que le es imposible la más mínima comunicación.

Porque claro, hay que tener en cuenta que esto llega después de haber estado ya durante un tiempo oyéndose decir “es que nadie te comprende como yo”, “no eres nada sin mí”, “qué harías tú sin mí”, etc. Y entonces viene esto: la única persona que (supuestamente) tienes en la vida, deja de hablarte. Es cruel.

Y luego vuelve al cabo de X tiempo sonriente como si nada hubiera pasado. Y por supuesto sin disculparse.

¿Por qué los narcisistas hacen el tratamiento del silencio?

En este caso lo que buscan es el sometimiento de la víctima, controlarla completamente.

Para que veas hasta dónde puede llegar la crueldad de los narcisistas, te voy a poner aquí un vídeo con el que topé por YouTube. Da realmente miedo. Está en inglés con subtítulos también en inglés, pero si lo puedes oír te pondrá la piel de gallina, además por el tono y la frialdad con la que habla. Te traduzco después del vídeo la parte del tratamiento silencioso.

El tratamiento silencioso del narcisista desde su punto de vista

En el video anterior un narcisista explica todo el mecanismo interno que les lleva a someter al maltrato a los demás deliberadamente. Básicamente necesita “fuel”, combustible. Ese combustible lo pueden obtener “en directo” o imaginándose la reacción de la víctima. El tratamiento silencioso y otras tácticas son maneras de conseguirlo. Aquí va la traducción del fragmento que te decía:

Cuando imponemos un tratamiento de silencio durante la devaluación mostrando nuestro enfado, por supuesto no podemos ver tu reacción. Pero sí sabemos cómo reaccionarás a nuestra desaparición. Porque te conocemos bien. Sabemos que estarás ansiosa y angustiada, sabemos que caerán lágrimas por tus mejillas o que estarás frenética de preocupación, o que te pasearás de un lado a otro cabreada por nuestra repentina partida.

Te conocemos, y por eso bebemos del combustible del pensamiento y nos sentimos poderosos al saber que te hemos manipulado hasta el punto de provocarte esa reacción. Aunque no podamos verla.

El tratamiento de silencio continúa, y seguimos sacando combustible sabiendo cómo te estará afectando nuestro comportamiento. Además, si se te ocurre enviarnos un mensaje sincero durante el tratamiento del silencio, vemos la emoción en tus palabras, y eso aumenta el combustible que extraemos de ti.

Encantador, ¿verdad?

En otra web leí a uno que decía que disfrutaba al ver que tenía todo ese control sobre su pareja, se sentía poderoso. Y aún hay más: empezaba a decir ¿y ahora qué pasaría si dejo de hablarle durante un mes? ¿O dos meses? ¿Qué llegaría a hacer? Como en el caso de los psicópatas, se ven a sí mismos como dioses con control sobre la vida y la muerte. Solo que unos lo hacen cuchillo en mano y los otros de manera solapada.

Como ves hoy en día es posible conseguir la versión de los narcisistas gracias a internet. Y la verdad es que pone los pelos de punta. Además de que confirma, sin dudas, que son enfermos mentales. Por desgracia no están en el manicomio porque saben demasiado bien cómo moverse en nuestra sociedad. Incluso triunfando en ella.

¿Qué hacer con el tratamiento silencioso?

El vídeo anterior continuaba diciendo que este “combustible del pensamiento” desaparecía al cabo de algunos días sin obtener ninguna reacción por parte de la víctima. Vamos, que tienen imaginación, pero hasta un punto.

Una vez que entiendes los engranajes que se mueven en la trastornada mente narcisista, puedes responder (que no reaccionar, recuerda) en consecuencia.

Tratamiento silencioso “en la distancia”

Si te hace el tratamiento silencioso en la distancia (sin llamadas, sin mensajes, nada), pero aún no convives con él, tienes la posibilidad de cortar por siempre jamás. Ahora ya sabes de qué va la cosa. Bloquéalo por todos los sitios donde te pudiera contactar. Corre y no vuelvas la vista atrás.

Tratamiento silencioso en el hogar

Tratamiento silencioso del narcisista - piensa positivo

No puedes, no puedes derrumbarte. Son unos momentos muy duros, pero piensa que en el momento en que te dejes vencer, el narcisista te habrá sometido totalmente. Si estás aquí es porque estás buscando información, y ese es un primer paso muy importante. Aún queda una chispa de amor propio en ti. Así que intenta pensar en positivo. Te explico:

  • Aprovecha los momentos de tranquilidad. En mi caso, los días en que el narcisista ejercía el tratamiento silencioso (del que yo no había oído hablar en la vida), eran los únicos momentos en los que había tranquilidad en casa. O eso, o gritos. Pues la verdad, prefería que no me hablara. Que imagine lo que quiera. Tú aprovecha para recargar las pilas.
  • Utiliza estos momentos para poner en claro tus ideas: por ejemplo puedes ir haciendo tu diario emocional. Se trata de apuntar las sensaciones, los sentimientos que te provoca esta relación que ahora sabes que es de maltrato. Todos esos momentos que te dolieron. Aquí abajo te explico de qué va.

El diario emocional

Este tipo de diario te servirá para poner a rodar la bola de nieve: llega un momento en que simplemente te bloqueas, que tu mente dice ¡basta ya! Ves que son demasiadas cosas juntas como para permitir otra más. En este diario tienes que apuntar:

  • Situaciones
  • Pensamientos
  • Sensaciones físicas
  • Emociones
  • Acciones
  • Aprendizajes
  • Tu plan de acción

Te lo he listado rápidamente, pero si vas a la web Somos Inteligencia Emocional verás perfectamente explicado de qué se trata cada apartado. También tiene uno como ejemplo que te puedes descargar. Créeme que te irá muy muy bien. Gracias a él podrás establecer unos límites, marcar una línea roja respecto a lo que estás dispuesta a admitir y lo que no.

Si dejas que el narcisista traspase esta línea roja… puede que la siguiente sea la de tu sangre en el suelo.

Eso ha sido un poco bestia, lo sé, pero también sé que cuando estás en ese “letargo” del pensamiento al que te somete el narcisista todo te resbala. Espero que una llamada de atención a tu vida pueda hacer algo por despertarte. Para que no seas un número más en la estadística.

¿La conclusión? Vete.

No hay más. El tratamiento silencioso del narcisista es otra de sus formas de manipulación y sometimiento. Sólo busca ejercer control sobre ti. Si sabes reconocerlo y sabes cómo funciona y por qué lo hacen puedes evitar que te afecte tanto. Eso sí, muy importante:

La función de que reconozcas el tratamiento silencioso no es que lo puedas soportar mejor, sino que comprendas que estás sufriendo maltrato, que nada va a cambiar, y te prepares para dejar al narcisista.
Tratamiento silencioso del narcisista - vete

¡Tú puedes!

De nuevo te recuerdo que puedes contactar con los servicios de ayuda de tu localidad.

¿Lo compartes?

Deja una respuesta