Como hablar con un narcisista

Como hablar con un narcisista - gritos

Antes de nada, hay que destacar que la mejor manera de relacionarse con un narcisista es no tener ninguna comunicación en absoluto. Mantener el contacto cero. A partir de ahí, si te es imposible dejar de mantener el contacto (tenéis hijos en común, es tu jefe, etc.), puedes intentar “capear el temporal” con algunas técnicas de comunicación. El desgaste emocional es importante, tenlo en cuenta.

Lo primero que debes tener en cuenta es que para poder tener un intercambio de palabras con un narcisista sin morir en el intento es necesario marcar límites. Tienes que ser muy consciente de lo que dices: no dejarte llevar y dar sólo la información estrictamente necesaria (o será utilizada en tu contra).

Cualquier cosa que le digas a un narcisista será utilizada en tu contra.

Los objetivos del narcisista en la comunicación

El maltrato verbal es un maltrato habitual en las relaciones con narcisistas, y a lo mejor en este momento no lo consideras como tal. Es muy importante que aprendas a detectar el maltrato psicológico y darte cuenta de que esos problemas de comunicación en la pareja tal vez en tu caso no son simplemente problemas de pareja comunes, sino que se trata de algo más grave como maltrato psicológico verbal por parte de una persona tóxica.

Este maltrato verbal al que te ves sometida tiene como objetivo:

  • Hacerte dudar
  • Frustrarte
  • Desempoderarte
  • Enfurecerte
  • Hacerte sentir culpable


Para conseguirlo, el narcisista te preparará uno de sus platos favoritos: la ensalada de palabras.

Ensalada de palabras

El desgaste emocional del que te hablaba al principio se produce porque los narcisistas utilizan para comunicarse y conseguir sus objetivos lo que se conoce como “ensalada de palabras“, o “word salad” en inglés. Esto quiere decir más o menos que empiezan a hablar y te lían, te lían, hasta que acabas confundida, frustrada, y sin entender nada de lo que se ha hablado ni a qué venía. Han conseguido sus objetivos.

Entonces empiezas a darle vueltas en tu cabeza a esa conversación. Estás, de alguna manera, luchando con el narcisista en tu cabeza. Con esto pierdes muchísima energía, que de alguna manera va hacia el narcisista. Ya, sé que suena raro, pero es de la manera en que se “alimentan”. Sigues con la discusión en tu cabeza, te consume, y no te puedes concentrar en otras cosas.

Ahora vamos a ver los cinco ingredientes principales de la ensalada narcisista:

  • Conversaciones circulares
  • Conversaciones repetitivas
  • Tono condescendiente
  • Proyección
  • Cambios de tema

1. Conversaciones circulares

Son conversaciones sobre el mismo tema que se repiten una y otra vez, cosas que no haría falta explicarle a un adulto normal. Normalmente el tema estrella es el comportamiento del narcisista. Se empieza una conversación circular cuando le haces ver comportamientos obvios que debería cambiar y que no sería necesario explicarle una y otra vez a un adulto.

Tienes que meterte en la cabeza que, hagas lo que hagas, nunca vas a poder razonar con esta persona. No pierdas tu tiempo intentando razonar con un adulto que tiene la mentalidad de un niño de ocho años.

Tienes que meterte en la cabeza que, hagas lo que hagas, nunca vas a poder razonar con un narcisista. No pierdas tu tiempo intentando razonar con un adulto que tiene la mentalidad de un niño de ocho años.

Piensas que estás en una relación normal con una persona normal (especialmente si es un narcisista encubierto), por lo que crees que si le explicas por qué su comportamiento es inadecuado dejará de hacerlo. Pero evidentemente eso es imposible, porque el narcisista no ve nada malo ni incorrecto en su comportamiento. Al no haber ningún cambio, la víctima se siente cada vez más frustrada y a menudo piensa que es inútil hablar sobre el tema. Acaba creyendo que es ella la que tiene el problema.

2. Conversaciones repetitivas que nunca acaban con una solución

Cuando se les hace ver su comportamiento, los narcisistas se ponen a la defensiva, porque nada es culpa suya. Niegan ese comportamiento y las conversaciones previas sobre él y sacan todo tipo de temas sin relación alguna que hacen que la víctima se sienta agotada, insegura y se cuestione por qué sacó el tema. Entonces siente que es una persona difícil, que tiene un problema de confianza o que le cuesta dejar correr algunos temas. Sin embargo, la víctima repite el mismo tema porque el comportamiento del narcisista es problemático, no porque el de ella lo sea.

3. Tono condescendiente

A los narcisistas les encanta provocar una intensa reacción emocional en la víctima, y luego permanecer tranquilos, calmados y sosegados. Su respuesta sin emociones aún enfurece más a la víctima, porque le parece insultante, condescendiente, te saca de tus casillas. Te sientes atrapada (que es lo que pretenden).

Los narcisistas suelen usar este tono durante la fase de descarte de la relación, o cuando está en plena campaña de desprestigio. En ese momento el narcisista ya les ha explicado a sus conocidos, familia, amigos, etc. que él es la víctima y que se va porque la víctima está loca y tiene unos prontos terribles o algo por el estilo. Entonces le hace algo disparatado a la víctima para provocarla y así tener pruebas de lo que dice: que, efectivamente, está loca.

La clave para no dar tu poder a otra persona es el autocontrol.

El narcisista te va a acusar de cosas que no has hecho, te va a reclamar cosas que no eres. Pero tú sabes que no eres así, tan solo observa y escucha. Es muy importante que tengas en cuenta que se va a enojar, se va a desesperar contigo si no reaccionas cuando trata de provocarte. ¿Y cuál va a ser su respuesta? Pues que va a escalar su ataque, su provocación, porque se siente impotente y desempoderado. Tú mantente neutral. Tienes que conseguir la neutralidad emocional. Para conseguirla, tienes que dejar de lado tu ego: tu ego va a querer reaccionar y defenderte. No hay que reaccionar.

4. Proyección

La proyección es cuando te acusan de cosas que en realidad están haciendo ellos. Durante una discusión el narcisista puede acusar a la víctima exactamente de lo que ellos mismos están haciendo. La hipocresía del narcisista, evidentemente, hace enfurecer a la víctima.

Una ventaja, si se puede considerar así, de la proyección, es que sin darse cuenta te dicen lo que en realidad te están haciendo a ti: si te dicen que haces tal cosa para herirle, es que te está haciendo esa cosa para herirte. Por ejemplo si te acusan de ser infiel, es que están siendo infieles.

5. Cambio de tema cuando les conviene

Los narcisistas nunca tienen la culpa de nada. Están convencidos de que tienen el derecho a hacer lo que les dé la gana, y creen que su comportamiento nunca debe cuestionarse. Así que cuando alguien les acusa de algo, enseguida lo niegan y empiezan a sacar problemas (reales o imaginarios) sobre la víctima, y a centrarse en ellos. ¿Es posible empezar hablando sobre la necesidad de extraer una pieza dental a tu hijo y acabar discutiendo sobre una fiambrera vieja? Por experiencia te aseguro que sí.

Como responder a un narcisista

Ahora que ya has visto qué es lo que busca un narcisista en una conversación, te diré cómo puedes contrarrestarle. La clave es ponerle límites y saber esquivar sus dardos envenenados sin alterarse. ¿Qué fácil, no? No, no lo es, por eso te daré algunas tácticas para que puedas afrontarlo.

La técnica JADE

Como hablar con un narcisista - jade

JADE son las siglas de Justificarse, Argumentar (discutir), Defenderse y Explicarse. Define lo que nunca tienes que hacer cuando te comuniques con un narcisista. Jamás. Porque si lo haces, lo que pasará será esto:

  • Si trato de justificar mi decisión, la persona tóxica probablemente insistirá en que estoy equivocada, porque no hice las cosas a su manera.
  • Si trato de discutir con él, el narcisista probablemente se lo tome como un ataque personal contra él y escalaría la situación.
  • Si trato de defender mi posición, la persona tóxica tampoco estaría de acuerdo, porque yo estaría rechazando su control sobre mí.
  • Y tratar de explicar mi elección podría ser la peor opción por mi parte, ya que cuanta más información le demos a un narcisista, más munición podrá utilizar en nuestra contra.

Si quieres ejemplos sobre como hablar con un narcisista, aquí te dejo 5 frases que te serán de mucha utilidad. También te recomiendo que leas la entrada sobre 5 respuestas para no reaccionar ante un narcisista. Antes de ponerte a hablar con uno de esos seres, es importante que te des cuenta de por dónde van los tiros y que sepas esquivarlos.

Frases para un narcisista

Los narcisistas siempre buscan la confrontación. Juegan con las personas atacando sus puntos débiles. Para evitar discusiones y conseguir que se canse de jugar con nosotras, además del método de la piedra gris, tenemos que hacer que vea que no nos afecta lo que dice. Que nos entra por un oído y nos sale por el otro.

Como herir a un narcisista - y que

Si te quedas congelada cuando hablas con tu narcisista y quieres desarmarlo y recuperar tu control personal, estas frases te vendrán bien para evitar que te manipule.

Las frases están sacadas de este vídeo (en inglés) de la coach Lisa A. Romano

Siento que pienses así

Puedes contestar esto cuando empiecen con lo de “sé por qué dices eso”, “sé por qué has hecho eso” (porque los narcisistas lo saben todo, ¿no?). Con esta frase los desequilibras, porque te están forzando a defenderte de lo que están diciendo. Pero con esto les dices que tienen derecho a pensar lo que quieran, y los sacas de la dinámica de confrontación.

Puedo aceptar la percepción equivocada que tienes de mí

Les haces saber que no te van a manipular con lo que sea que digan o piensen, cuando ellos están intentando empezar una discusión en la que tú no aceptas su realidad. Pero con esta frase la aceptas, cortas las cuerdas psicológicas que te sujetan diciéndoles ¿Eso piensas? Pues vale.

No tengo derecho a controlar cómo me ves

Es parecida a la anterior, pero con esta vas más allá: reconoces que no estás de acuerdo con la manera en que te ven, pero no tienes problemas con ello. Lo que le dices al narcisista con esta frase es: “Puedes verme como quieras. No voy a entrar en una batalla contigo por eso. Ya no.”

Supongo que tengo que aceptar que es así como te sientes

Todo se trata de aceptar y permitir que esa persona sea como es, aunque te duela lo que diga. El mensaje que recibe el narcisista es “oh oh, ya no me va a servir para jugar”. Envías un claro mensaje de que no vas a entrar en su juego.

Tu enfado no es responsabilidad mía

Normalmente los narcisistas buscan a una persona empática o codependiente que busca validación, para tener el control. En esta dinámica ambos se enfocan en una misma persona, que es el narcisista. La persona empática se siente mal si hace enfadar a la gente. Con esto le dices que ya no es así.

El mensaje que le debes enviar al narcisista es: el miedo a lo que pienses de mí ya no me va a controlar. Y ese es un mensaje poderoso.

¿Lo compartes?

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta